Código ético y deontológico

Este código está destinado a todos los miembros, trabajadores, voluntarios y simpatizantes de la Fundació Creu Groga, con el objetivo de regular la actividad de la fundación y la conducta profesional en el centro de trabajo y ámbitos de actuación de la entidad.

A pesar de ser un documento creado específicamente para la regulación de la Filosofía de trabajo de la Fundació Creu Groga, hay que tener en cuenta el código ético existente para las Fundaciones Catalanas y los códigos éticos de los diferentes profesionales que forman parte de la fundación.

LA FUNDACIÓ

– Principios básicos:

  • La voluntad de los fundadores: Aunque una vez creada la entidad se convierte en independiente de su fundador, la voluntad de este continuará guiando el funcionamiento y organización de la Fundación a través del Patronato y por tanto, obrando para perseguir los objetivos principales, como son:
    • Mejorar la calidad de vida de los niños.
    • Apoyar a niños y adolescentes con problemas de adicciones.
    • Apoyar niños en situación de riesgo social.
    • Realizar tareas que colaboren en la prevención de consumo de sustancias.
    • Realizar actividades que colaboren en el tratamiento de aquellos niños y adolescentes donde ya haya un consumo habitual de sustancias.
    • Realizar actividades que colaboren en el tratamiento de aquellos niños y adolescentes donde ya haya un consumo puntual de sustancias.
    • Realizar actividades que colaboren el tratamiento de aquellos niños y adolescentes donde ya haya un primer contacto con las sustancias.
    • Realizar actividades que faciliten la integración social de los niños en el entorno.
  • Carencia de ánimo de lucro: La Fundació trabaja para conseguir superávito, ya que la finalidad es velar por su continuidad y viabilidad. Este superávito, será revertido en la propia fundación y obtenido éticamente.

– Valores: 

  • Generosidad y altruismo: Trabajamos con la voluntad de ayudar a la infancia, a través de los ámbitos de la salud y el deporte, sin esperar nada a cambio.
  • Proximidad: Voluntad de ser cercanos a todas las personas que necesitan de nuestra ayuda.
  • Solidaridad: Acercamiento desinteresado a los niños con factores de riesgo para un consumo de tóxicos mediante prevención o paliación.
  • Interacción y socialización: Relación afectiva con los niños basada en la confianza y aceptación mutua.
  • Integración y apertura: A todas aquellas personas que sufren dificultades económicas que perjudican a los niños y en su entorno, sin ningún tipo de exclusión, favoreciendo una visión amplia de nuestros objetivos.
  • Profesionalidad: Garantizar un servicio de calidad a través de un abordaje integral multidisciplinario.
  • Ayuda: Asistencia integral a niños con factores de riesgo para un consumo de tóxicos mediante prevención o paliación.
  • Compromiso: con la sociedad para hacer efectivos los objetivos de la entidad con la implicación y compromiso de todos los agentes que la integran.
  • Transparencia: La fundación se compromete a mantener transparencia en la actividad realizada, así como garantizar el derecho de los ciudadanos a al información y la documentación públicas.

LOS PROFESIONALES

– Los profesionales y la Fundació: 

  • Conocer la Fundació: Los profesionales tienen el deber de conocer los objetivos y la filosofía de la Fundació y respetarlos.
  • Voluntad de mejorar: Los profesionales tienen el deber de trabajar con ánimo de mejorar los servicios que la Fundación ofrece y favorecer la eficacia de los servicios.
  • Formación: Los profesionales deben procurar la formación necesaria, así como la actualización de la misma para garantizar unos conocimientos adecuados al servicio que queremos ofrecer.
  • Trabajo en equipo:
    • En la Fundació Creu Groga creemos en el trabajo en equipo, a fin de garantizar una buena coordinación multidisciplinaria.
    • El respeto por las otras disciplinas profesionales es básica.
    • No manifestar desacuerdos entre profesionales a los beneficiarios.
    • El profesional tiene la obligación de documentar el trabajo realizado para que pueda ser transferido a otras compañeras, en caso de ser necesario.

– Los profesionales y los usuarios:

  • Secreto profesional: Los usuarios de la Fundación deben tener la seguridad de que se respetará su intimidad. Entendemos el derecho profesional como un deber de los profesionales y un derecho de los usuarios, incluso una vez finalizada la relación con los usuarios. La fundación se rige por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, sobre la Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), donde se garantiza y protege el tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas , y especialmente de su honor, intimidad y privacidad personal y familiar.
  • Vocación: Los profesionales de la fundación trabajarán con la voluntad de mejorar la acción en la que trabajan, teniendo en cuenta que se trata de una entidad sin ánimo de lucro y por lo tanto, deberán entender la finalidad altruista de la Fundación.
  • Respeto: Hay que mostrar respeto en las diferencias individuales y grupales tanto entre afectados, como entre profesionales.
  • Información y atención a los usuarios: Afectados y familias deben estar atendidos con dedicación e interés. Deben ser informados de los servicios, recursos, derechos y obligaciones.
  • Confianza: Trato transparente y eficaz. Elemento primordial, ya que los usuarios son el fin y medio por el cual existe la fundación.
  • Profesionalidad: Cada profesional debe tomar el compromiso y la voluntad de perseguir el objetivo que se le marca desde la fundación utilizando los recursos de que se disponen. Además, deben intentar ofrecer un conocimiento que favorezca las actuaciones correspondientes.